Mónologo cómico

Monólogo cómico

CURSO PRESENCIAL

Horas lectivas: 8
Precio: 240 €

Curso presencial de monólogo cómico, por Manuel Feijoó
Manuel Feijóo, guionista, actor y cómico, imparte un curso dirigido a personas que aspiran a presentarse como artistas profesionales en el género del monólogo, poniendo en manos de los alumnos las herramientas necesarias que les permitirán crear su propio trabajo como cómicos monologistas, desde el guión, hasta la presentación en público.

El curso sobre Monólogo Cómico está pensado para toda aquella persona que tenga en mente conseguir cualquiera de los siguientes objetivos:

  • Aquel que desee ganarse la vida haciendo comedia.
  • Todos aquellos que deseen “soltarse” y perder el miedo para hablar en público.
  • Profesionales de todos los sectores que necesiten dar un toque de comedia en sus presentaciones, charlas, conferencias.
  • Actores y artistas en general que deseen darse autoempleo.

El curso ayuda a los alumnos a “quitarse el molde” del actor, para enfrentarse al público con una nueva actitud: La actitud del cómico de stand-up.

La búsqueda de la actitud frente al chiste, el tempo cómico y aprender a asumir tanto el éxito como el fracaso, son la base de las prácticas realizadas durante el curso.

Salidad profesionales

Todas aquellas relacionadas con el mundo del espectáculo y comedia:

  • Trabajar en los Circuitos de Comedia habituales del ramo.
  • Actuaciones para empresas, congresos, eventos de empresa y privados.
  • Trabajar como cómico en cruceros.
  • Programas de televisión: Colaborador, cómico…

¡Y todo aquello que el mundo del espectáculo pueda ofrecer!

Ser cómico hoy en día en españa

Ser cómico hoy en día es perfectamente posible. Se trata de una forma rápida y práctica que tenemos los actores para autoemplearnos.

En España existen más de 200 locales donde se puede practicar la comedia, amén de eventos y todos los congresos que anualmente montan las empresas.

Se puede vivir de con esta actividad sin depender de nada ni de nadie, nada más que de un guión en texto y la propia capacidad para hacer reír.

Y, además del soporte económico real que son los bares, sí existe una sensación de carrera.

Habitualmente se comienza probando textos en bares, dando forma poco a poco a un guión cómico que debería durar entre 50 minutos y una hora finalmente.

El segundo paso es ser cómico propiamente dicho: Ir de local en local por España haciendo reír, y ganándose la vida.

Posteriormente, la televisión ofrece un nuevo soporte: Multitud de programas necesitan colaboradores cómicos (El Hormiguero, Buenafuente…) con lo que el cómico de bar puede aspirar a un segundo paso: Colaborador cómico, o reportero cómico.

Y, finalmente, se pueden abrir las puertas para trabajar como presentador en un programa de televisión. Muchos actuales presentadores han seguido este camino: Pablo Motos (de guionista del Club de la comedia, a colaborador en La Noche de Fuentes, para pasar capitanear primero el Hormiguero radio, para después Hormiguero tv), Agustín Jiménez, Eva Hache (que empezó concursando en El Club de la comedia…), Iñaki Urrutia (Euskadi Comanche, en ETB)…

Algunos cómicos que conviene conocer

Escuela norteamericana o inglesa: Woody Allen, Jerry Seinfeld, Martin Lawrence, Eddie Murphy, Chris Rock, Ellen DeGeneres, Robin Williams, Jim Carrey, Dave Chappelle, Dane Cook,Kevin James, Eddie Izzard, Ricky Gervais…

España: Iñaki Urrutia, Flipi, Alfredo Díaz, Angel Martín, Belén Rubio, Sergio Olalla, Emilio Feijoo, Karim, Luis Piedrahita, Carolina Noriega, Dani de la Camara, don Mauro, Dani de la Cámara, Goyo Jiménez, Agustín Jiménez, Juan Solo, Micky MacPhantom, Vaquero, Toni Rodríguez, More, Sinacio…

Teoría y práctica del cómico

El alumno recibirá una guía que contiene completa información acerca de:

  • La Historia del Monólogo, tanto en sus orígenes americanos, como en España
  • Guía para conocer a los mejores cómicos españoles, norteamericanos, ingleses y franceses.
  • Vías para acceder al mercado del monólogo cómico: Paramount Comedy, Agentes y Agencias.
  • Locales a los que puede acudir para probar texto del guión.
  • Locales de toda España en los que se desarrollan programas de cómicos.
  • Recomendaciones generales para convertirse en cómico.

Durante el curso se analizará la vida práctica del cómico, o dicho de otra manera, todas aquellas dificultades prácticas a las que se deberá enfrentar el nuevo profesional del teatro.

Conocer a los cómicos

Como ejercicio práctico, durante el curso se analizará el trabajo de distintos cómicos vigentes en el panorama nacional:

  • Goyo Jiménez
  • Agustín Jiménez
  • Flipi
  • Belén Rubio
  • Iñaki Urrutia
  • Joaquín Reyes
  • Ernesto Sevilla
  • Sergio Olalla
  • Angel Martín.

De esta forma se llegará a conocer el mundo del actor cómico (o stand-up) desde distintas ópticas y actitudes.

Igualmente, desde el punto de vista del monólogo cómico, se analizará el trabajo de artistas norteamericanos como:

  • Jim Carrey
  • Steve Martin
  • Dane Cook
  • Demetri Martin

Guion: Técnicas de escritura

                 El curso proporciona a los futuros cómicos las herramientas par poder desarrollar sus propios textos, siguiendo la metodología de Judy Carter, reconocida gurú norteamericana de la escritura cómica, así como la propia experiencia del profesor Manuel Feijóo, quien a lo largo de 5 años, ha realizado más de 300 actuaciones como cómico monologuista.

Igualmente, los alumnos aprenderán a estructurar chistes con formato de stand-up (Premisa/Remate o Set-up/Punchline), así como las diferentes fórmulas de escritura cómica, tales como:

  • La comparación
  • La exageración
  • La ironía
  • La imitación
  • El Call-Back
  • El Running-gag

Prácticas: En busca del ritmo cómico

El curso ayuda a los alumnos a “quitarse el molde” del actor, para enfrentarse al público con una nueva actitud: La actitud del cómico de stand-up.

La búsqueda de la actitud frente al chiste, el tempo cómico y aprender a asumir tanto el éxito como el fracaso, son la base de las prácticas realizadas durante el curso.

Horarios del curso

Sábados de 10.00h a 14.00h

La organización se reserva el derecho a anular o posponer el curso en el caso de no alcanzar el mínimo de alumnos requerido. En tal caso, devolveríamos automáticamente el dinero a todos aquellos alumnos que ya hubieran abonado el curso.

Las clases se imparten en la ciudad de Madrid. Si vives fuera de la ciudad, puedes beneficiarte de nuestros DESCUENTOS ESPECIALES.

Descuentos especiales

Si vives fuera de la Comunidad de Madrid y venir a realizar el curso te puede suponer un gasto extra en alojamiento y/o viaje, podremos aplicar descuentos de hasta el 30% sobre el precio final del curso.

Para beneficiarte de esta promoción, mándanos un recibo de suministro (luz, teléfono, gas) o telefonía, con el que podamos certificar tu localidad de origen.

Una vez estudiada tu solicitud, se te comunicará el precio especial del curso, para ti, en la mayor brevedad posible.

Servicios a empresas

¡Diseñamos cursos específicos para empresas! Si deseas que tus empleados se “suelten”, pierdan el miedo a hablar el público, aprendan a hacer presentaciones con humor, o, sencillamente, se diviertan en una actividad que a todos gustará, éste es tu curso.

Manuel Feijóo diseñará un curso a vuestra medida, con comedia y juegos de improvisación, que proporcionará, además de “armas” para hablar en público sin vergüenza y con buen humor, un excelente ambiente para vuestro entorno laboral.

Curso presencial de Monólogo Cómico, impartido por Manuel Feijoó
El Stand-up comedy, o monólogo, como bien nos dice Wikipedia, es un estilo de comedia en el que el intérprete habla directamente con el público, prescindiendo de la cuarta pared. El actor que interpreta stand-up es conocido en USA como stand-up comic, stand-up comedian o stand up, y en España como stand-upper o simplemente, cómico o monologuista.

El cómico de monólogos, por lo general, es su propio escritor, productor, técnico, director e intérprete.

Habitualmente el show de monólogos cómicos es interpretado por un solo cómico con la ayuda de un micrófono. El show suele consistir en una rápida sucesión de historias, chistes cortos (o beats), y one-liners. Algunos cómicos arropan su espectáculo con atrezzo, música, o juegos de magia cómicos.

El recinto habitual a interpretar este tipo de shows es en clubs de comedia, bares, universidades, cafés-teatros, teatros…

En el show de monólogos el público está hambriento de risas. Si no hay risas (muchas risas) no hay espectáculo. Por lo tanto, el cómico debe conseguir una media de una risa, aproximadamente, cada 20 segundos.

El objetivo no es crear una historia, un ambiente, o una situación. El guión y el cómico deben conseguir risas a mansalva. Este el único objetivo del monólogo cómico. Cuanta más risa, mejor es el monólogo.

Por si esto no fuera suficiente, se añade un nuevo reto: el público es realmente parte del show y, como tal, la misión del cómico es integrarlo en el espectáculo: Jugar, improvisar, escuchar y reír con el público.

Curso presencial de Monólogo Cómico, impartido por Manuel Feijoó
Según la Wikipedia, el Stand-up Comedy, o comedia de monólogos, tiene sus raíces en diversas tradiciones del entretenimiento norteamericano del siglo XIX, desde el vodevil, pasando por los monólogos humorísticos (por autores tan notables como Mark Twain), hasta el clown circense.

En un principio, los cómicos se conocían como “cuentachistes”, y su función principal era calentar al público antes de un espectáculo, o mantenerle entretenido durante los intermedios (tal y como hacen todavía hoy los payasos de soirè en el circo).

Antiguamente ser cuentachistes no estaba bien visto si querías tener una larga carrera dentro del mundo del espectásculo. Por lo general, los géneros de los chistes eran siempre los mismos (chistes de suegras, chistes étnicos, o blue humour, comedia “indecente”). Si bien estos géneros gozaban de gran aceptación en ciertos night-clubs, su público estaba limitado.

Durante los años 50 y 60, la nueva generación de cómicos americanos comenzaron a explorar temas tales como las relaciones personales, o el humor de corte sexual. El stand-up comedy viajó de one-liners (chistes sueltos de una sola línea) a monólogos completos, que habitualmente utilizaban la sátira, y el humor negro.

El stand-up estalla durante los 70. Muchos artistas, cuyos números centrales son shows de monólogos, se convierten en estrellas y saltan de los night clubs a los grandes estadios. Artistas como Richard Pryor, George Carlin, Steve Martin o Bill Cosby, alcanzan cotas de estrellato, con rutinas más amables, más accesibles para el gran público

Durante los años 80, y gracias a la popularidad de esta forma de comedia, se crean circuitos de locales que hoy en día siguen vigentes. Gracias a cadenas de cable (HBO) nuevas estrellas del monólogo cómico pueden popularizar sus rutinas en televisión sin la censura previa de las cadenas generalistas. Ellos son Robin Williams, Billy Crystal y Eddie Murphy.

En los 90 comienza el declive del monólogo cómico en Norteamerica, coincidiendo con su llegada a España.

El Stand Up entra en España

Entre 1999 y 2005, Globomedia lanza el programa El club de la comedia, emitido en primer pase por Canal +. Es la primera aproximación al género del monólogo cómico en España, conjugando dos factores: El humor de lo cotidiano (o humor observacional), con caras conocidas.

El programa, de éxito y larga duración, es emitido a lo largo de los años por Canal +, Tele 5, Antena 3 y TVE. No se conoce otro caso de un formato que se haya paseado por todas las cadenas nacionales generalistas. El programa sirve como plataforma para nuevos cómicos gracias a su concurso (de allí surgen Goyo Giménez, Quequé, Eva Hache, Luis Piedrahita, Iñaki Urrutia…). Igualmente, culmina con la creación de 3 shows de gran éxito nacional: Cincohombres.com, Cincomujeres.com y Hombres, mujeres y Punto.

En 2001 surge Nuevos Cómicos, de Paramount Comedy. Propugna igualmente el monólogo cómico, pero en el polo opuesto al Club de la Comedia. Si bien “El Club” es una fórmula que combina textos escritos por guionistas con actores conocidos, en “Nuevos Cómicos” es el propio cómico quien se escribe su texto. Se aleja del humor observacional “¿Os habíes fijado que…?” para crear un humor y comedia de personaje. Surgen cómicos tales como Joaquín Reyes, Ernesto Sevilla, Raúl Cimas o Julián López (posteriores Chanantes, hoy Muchachada Nui), Iñaki Urrutia, Ignatius Farray, Carolina Noriega, Agustín Jiménez, Flipi, Alfredo Díaz

Ambos programas crean una corriente favorable al monólogo cómico por toda España, y los locales empiezan a pedir “hacer eso del Club de la comedia”. Surgen agencias de cómicos. La magia, la música y los cuentacuentos se ven desplazados por un boom cómico que hoy aún después de 10 años, dura. Los bares entienden que es un buen reclamo y las empresas empiezan a pedir cómicos para sus eventos.

El monólogo cómico ha venido para quedarse

Curso presencial de Monólogo Cómico, impartido por Manuel Feijoó
Mi nombre es Manuel Feijóo. Tengo 32 años, y soy cómico y guionista, aunque he tocado otros palos. Antes del (siempre frío) currículum, aquí tenéis un pequeño historial profesional.

Arranco mi carrera con 19 años, como guionista en la serie de televisión Menudo es mi padre. Tras ese primer contacto con el guión, comencé a trabajar en la serie, también de televisión Más que amigos.

Paralelamente, un grupo de compañeros comenzamos a diseñar la serie Compañeros, en la que se me ofreció la oportunidad de participar también como actor. Nunca antes había hecho algo así, aunque llevaba muchos años trabajando como mago y participando en espectáculos infantiles. Hice el casting y comencé mi carrera. Durante 4 años, participé en los 120 capítulos de la serie.

Durante los años que duró Compañeros, además de ser guionista y actor en la serie, produje y dirigí dos cortometrajes, y un piloto para un programa de televisión cuyo eje era la magia. Además, hago mi primer asalto al cine gracias a la película No te fallaré.

En el año 2002 comencé una nueva etapa profesional participando en El Club de la Comedia, y me gustó tanto la experiencia que decidí montar mi propio show de monólogos. De esa forma, me “independizo” de las grandes empresas del ámbito audiovisual, creando mi propio sistema de “autoempleo”. Comienzo cara al público en 2003, y desde entonces tengo acumuladas más de 300 actuaciones. Hay una red inmensa de locales para trabajar por toda España. No me ha faltado trabajo, y considero que es una salida estupenda para todo aquel que tenga iniciativa. Siendo cómico monologuista, no se depende de la llamada de un representante o del productor de turno. Únicamente se depende de una persona: De uno mismo. Además, el genero del monólogo es un trabajo altamente compatible con todo tipo de actividad (la he compatibilizado con series y películas), que se puede suspender, o retomar, cuando se desee.

En 2003 vuelvo a televisión con la serie diaria Tres son multitud, emitida por Tele 5 en el verano de ese mismo año. La mala programación de la serie hace que fuera retirada en el capítulo 25.

De nuevo, me pongo el mundo por montera y produzco mi tercer cortometraje: Perro, que se lleva algún que otro premio y mención.

En 2004 formo mi propia compañía cómica con otros actores cómicos que conozco en el “circuito” de los pequeños locales. Creamos el grupo Adosados Comedia, con el que montamos un show en directo, y creamos el programa de television Los Escapistas, que en estos momento se emite por TDT (Canal: Sony en Veo).

En agosto de 2008 estreno mi primera película como guionista, titulada Carlitos y el campo de los sueños, y en estos momentos me encuentro ultimando un guión para una productora rumana: MediaproPictures. Si todo va bien, mi primera película internacional se rodará a lo largo de 2010.

Para mí, ser cómico monologuista me ha ofrecido una nueva faceta a la hora de vivir mi profesión: Independencia. Me he liberado de la presión en los casting, ya que no necesito obtener el papel de turno desesperadamente. Ya no tengo que trabajar en otros sectores a la espera de que “aparezca un papel”. Ahora, sencillamente, vivo de lo que me gusta y solo dependo de una cosa: Mi propia capacidad para hacer reir.

Un saludo a todos,

Manuel.